adesso Blog

Atrás

Hoy en día, el verdadero reto para los estrategas de marketinges ofrecer experiencias digitales excepcionales a lo largo de todo el recorrido del cliente. Hay varios factores relevantes para el éxito. He elegido estos cuatro:

  • Contenido
  • Personalización
  • Comercio electrónico
  • Interoperabilidad

En esta pequeña serie de blogs se explicará con más detalle qué significa esto y cómo se pueden tener en cuenta estos factores y utilizarlos de forma técnicamente adecuada.

Contenido del punto de partida: Una breve excursión por la historia

La historia del marketing de contenidos es larga. Y dependiendo de la fuente en la que se busque, comenzó ya en los siglos XVIII o XIX. Una cosa es cierta: desde los años 90, casi todas las empresas se han convertido en sus propios editores. Incluso a finales del siglo pasado, ya no bastaba con tener productos y servicios atractivos y esperar que los clientes los encontraran. Se necesitaba el contenido adecuado. Con las soluciones WCM (Web Content Management) y CMS (Content Management System), las empresas pudieron por fin diseñar y gestionar múltiples sitios web e idiomas, así como miles de páginas.

La Web 2.0. se estableció principalmente a través de las redes sociales. Los contenidos se hicieron más rápidos, dinámicos y, gracias a los dispositivos móviles, accesibles desde cualquier lugar. Y cuando la gente pensaba: "Ahora ya no podemos ir más lejos", se creaban nuevas variantes de contenidos, que se reproducían a través de un número cada vez mayor de puntos de contacto. Aumentaron las exigencias por parte de clientes y prospectos. Grandes actores digitales como Google, Facebook, Instagram y compañía marcan la pauta de la comunicación y la información modernas.

Equipo editorial de contenidos: ¿sigue siendo CMS o prefiere DXP?

Para responder a la pregunta de si un buen CMS es suficiente para una empresa o si el camino conduce inevitablemente a una plataforma deexperiencia digital (DXP), hay que considerar brevemente las diferencias y similitudes.

En primer lugar, la base común: el contenido es el rey, tanto con el CMS como con el DXP. Sin embargo, el objetivo principal de un CMS es mostrar el contenido del sitio web de forma profesional y cómoda para los editores. Esto incluye también todas las funcionalidades que permiten una presentación responsiva del diseño o un escalado del sitio web en función de las necesidades. Los CMS potentes también son capaces de garantizar sitios web multilingües y aptos para varios clientes, por ejemplo, para presencias de grandes marcas en distintos países.

La gestión de contenidos sólo se vuelve realmente compleja cuando no se trata sólo de la presencia web, sino de toda la presencia de marketing, cualquier número de campañas, presencias en Internet, aplicaciones, venta social y mucho más. Complejo, pero coherente: esta es entonces una tarea para un DXP. Porque: La actuación especial de una plataforma de experiencia digital consiste en desarrollar contenidos con la ayuda de una base de datos uniforme y gestionada de forma centralizada, que se reproducen en los distintos canales en función del grupo destinatario, el idioma y la necesidad. Y todo debe ser fácil de usar para los redactores de la empresa. Dicho sin rodeos: independientemente de que los clientes estén en Turquía, Alemania o Estados Unidos: Reciben información actual y coherente sobre productos y precios de todas partes. Si algo cambia, se mantiene de forma centralizada y se puede acceder a él desde cualquier lugar.

Está claro que el contenido desempeña un papel fundamental en la configuración de toda experiencia digital. Un DXP tiene las siguientes características:

  • Los sitios web y las aplicaciones pueden crearse con un diseño coherente y también modificarse sin que ello afecte al contenido.
  • Los editores de sitios web pueden gestionar campañas de forma intuitiva, crear páginas de destino y contenidos relevantes, captar comentarios y actualizar y reutilizar contenidos de forma que los lectores vuelvan a por más páginas que llamen la atención.
  • Crear experiencias digitales es una tarea continua. Aquí, sin embargo, el equipo de marketing puede ser a la vez reactivo y proactivo a la hora de introducir nuevos productos y servicios en el mercado mediante un seguimiento constante, influyendo así en las ventas.

A lo largo del viaje del cliente: la estructura de un DXP Fuente: ibexa

Las ventajas para los propios redactores de la empresa son múltiples:

  • El contenido puede estructurarse fácilmente
  • Los contenidos pueden editarse juntos, incluso al mismo tiempo
  • Creación y seguimiento de flujos de trabajo
  • Las publicaciones pueden planificarse, controlarse y automatizarse fácilmente
  • Se puede asumir el control de las URL y los SEO
  • Los contenidos de cualquier tipo (vídeo, imágenes, texto, gráficos) pueden desarrollarse, reproducirse y optimizarse en cualquier momento.
  • El contenido "como servicio" (con el enfoque headless) puede reproducirse a través de modernas API web.

Conclusión:

El contenido siempre ha sido importante. Crear contenidos pertinentes en un mundo dominado por la personalización y la información es cada vez más complejo y difícil. La pelota solo se puede jugar bien en el lado empresarial si los estrategas de marketing capaces cuentan con la tecnología adecuada. Un DXP sustituye muchos procesos manuales por otros automatizados, lo que permite una dimensión completamente diferente de la entrega de contenidos y, por tanto, de la presencia en el mercado. De este modo, se puede acompañar activamente el recorrido del cliente desde el minuto uno.

¿Quiere saber más sobre temas apasionantes del mundo adesso? Entonces eche un vistazo a nuestros artículos publicados anteriormente.

Weitere Beiträge dieser Blog-Reihe: Customer Journey:

Guarde esta página. Eliminar esta página.